UA-205122526-1 UA-205122526-1
 

Cuando el hogar se convierte en oficina: una reinvención de nuestra vida laboral



Para algunas personas tener la oportunidad de reinventar la vida laboral, ha resultado en algo positivo y para otras no lo suficiente.

Por Sarah McLellan (SHL)


Durante el año pasado, muchas personas enfrentaron el desafío de trabajar en casa. La esquina de la cocina se transformó en; una estación de trabajo, un lugar para videollamadas y elaboración de nuevas diapositivas. Donde la concentración puede ser interrumpida por niños buscando lápices o pidiendo comida; y por la lavadora o el timbre de la puerta. Las disculpas forzadas o la simple desconexión del video, es algo a lo que todos nos hemos acostumbrado, pero ¿estamos realmente cómodos con eso?


Una investigación de New Financial Times muestra que el 38% de los británicos están "muy ansiosos" y el 28% están "solos la mayor parte del tiempo". Un estudio reciente de Harvard encontró que desde 2020, el 89% de los empleados cree que su vida laboral está empeorando, el 85% dijo que su bienestar había disminuido y solo el 21% calificó su bienestar como "bueno".


A lo largo de este período, se han reprimido muchas emociones. "Trabajo emocional" es cómo los psicólogos describen este manejo de las emociones con individuos "actuando en la superficie" (o simulando emociones) para proyectar percepciones de entusiasmo, control, confianza o mostrar apoyo a otra persona. La disonancia que sentimos entre la experiencia y la emoción expresada supone un daño a largo plazo para el propio individuo.


Experimentar una desconexión


El cambio extremo en los entornos laborales para muchos, ha contribuido aún más a generar sentimientos de disonancia. Aquellos que prosperan con la interacción, la colaboración en persona, el lado social del trabajo, han tenido que trabajar de forma aislada; las videollamadas son un pobre sustituto de gran parte de la interacción humana natural que anhelan.


Hace muchos años, se completó una investigación sobre el impacto en el bienestar y la satisfacción laboral cuando las personas experimentan una diferencia entre su tipo de personalidad actual (real) y los rasgos de personalidad que desearían tener (deseados). En primer lugar, fue notable la cantidad de personas que deseaban la confianza, el control percibido de la extraversión, la estructura y planificación de personalidades concienzudas. En segundo lugar, el estudio encontró que aquellos que expresaron desalineación entre su personalidad actual y su personalidad deseada informaron niveles más bajos de salud, y cuanto mayor era la desalineación, mayor era el impacto en la salud.


Es posible que las preferencias de personalidad que mostramos en el trabajo no siempre sean del todo coherentes con las que expresamos en casa. Es probable que en nuestro núcleo (por ejemplo, seamos extrovertidos o introvertidos) siga siendo constante, pero la forma en que nos comportamos con la familia y los amigos a menudo puede presentarse de manera diferente a la de los colegas. Nuestros días se han convertido en fragmentos de múltiples juegos de roles, debido a que los traspasos naturales entre personas se han fusionado.


Aquellos que expresaron desalineación entre su personalidad actual y su personalidad deseada informaron niveles más bajos de salud, y cuanto mayor es la desalineación, mayor es el impacto en la salud.

Estos factores han creado niveles de presión y ansiedad que la mayoría de nosotros no habíamos encontrado antes. Si descubre que se está perdiendo el viaje al trabajo o al llegar a casa después de un largo día en la oficina y charlando sobre su día, es probable que anhele las señales que dividen y estructuran no solo su día, sino también las personas que interpreta. Las mañanas frenéticas preparando a todos y a todo fuera de la casa para el día, ¿quizás esto sirvió para algo? Los puntos del traspaso son claros: dejar al marido en la estación de tren (esposa, tic); despedirse de los niños en la puerta de la escuela (mamá, tic); y entrar a la oficina con una persona principal enfocada (empleado - tic).


A medida que el hogar se ha convertido en trabajo, las personas que estamos acostumbrados a compartir de forma aislada se han transformado, creando tensión e incomodidad o ansiedad en algunos casos. La presión para actuar a la superficie y cambiar constantemente entre nuestras personas ha aumentado.


La vida anterior, sin embargo, tampoco era del todo color de rosa. Este enorme experimento de trabajo o vida también nos ha demostrado que la forma en que solíamos trabajar y organizar nuestras vidas tenía sus defectos. Los empleados que se sienten obligados a dejar sus vidas personales y personalidades en la puerta de entrada de la oficina plantean grandes demandas en el trabajo emocional y ya estaban contribuyendo a un gran desafío de salud y bienestar global.


Un detonante para reinventar


Al menos, como empleados y líderes en las organizaciones, este nivel de disrupción brinda una gran oportunidad para reinventar y construir organizaciones, lo que permite un equilibrio saludable. Nuestros desafíos ahora son: navegar por la combinación del trabajo en la oficina y en el hogar; establecer culturas psicológicamente seguras en las que los individuos sientan que pueden ser ellos mismos y ser reconocidos de manera justa por sus contribuciones ahora y su potencial para hacer más en el futuro; y vincular intrínsecamente los resultados comerciales con el propósito y la responsabilidad social.


La primera prueba para utilizar lo que hemos aprendido para dar forma al mundo del trabajo vendrá cuando los economistas pronostiquen un aumento significativo en el gasto, ya que el comercio minorista, la hostelería, los viajes y el ocio tendrán un retorno bienvenido. A medida que las sociedades comiencen a abrirse nuevamente, también lo hará la demanda, y es probable que veamos un aumento en el reclutamiento y los roles anunciados.


La mayoría no desea volver a la cultura metafórica del reloj de entrada y salida, sino que busca la confianza y el empoderamiento para permitir el próximo salto de una manera sana y equilibrada entre vida y trabajo. Los métodos de afrontamiento, para desarrollar la resiliencia y brindar apoyo para el bienestar físico y mental, solo nos llevarán hasta cierto punto. Hagamos que nuestras experiencias colectivas rediseñen experiencias de trabajo de manera que sirvan para energizar y sostener, especialmente mientras vivimos y trabajamos por más tiempo.


Escríbanos a contacto@talentpro-latam.com para ayudar a su organización a prosperar en el entorno de trabajo remoto.