UA-205122526-1 UA-205122526-1
 

Organización Ágil ¿una moda que llegó para quedarse?


Mucho se ha dicho sobre las metodologías ágiles en este último tiempo. Es usual escuchar mitos como que se trata de una moda, que sólo sirve para el desarrollo de productos, que suele recomendarse para todos, que desestructura y desordena la organización, etc.

Sin embargo, ha sido probada la capacidad de crear valor con estas metodologías en diferentes industrias, aunque seguirlas ciegamente no sería recomendable.


Metodologías Ágiles

La utilización de Metodologías Ágiles se caracteriza por comenzar con una idea central, ampliarla y mejorarla, privilegiando la rapidez y la fluidez de los proyectos, corrigiendo los errores y realizando los cambios a medida que se cuestiona la manera en que los equipos trabajan, para descubrir nuevas formas más efectivas, eficientes y rápidas de avanzar.

Potencian y mueven la estrategia, estructura, procesos, personas y tecnología hacia un modelo operativo en torno a equipos auto regulados y de alto rendimiento, con una columna vertebral estable.


Clientes y personas antes que procesos.

Productos que funcionen antes que documentar lo que se supone que deben hacer.

Colaborar con los clientes antes que negociar con ellos.

Responder al cambio antes que seguir un plan.

Jeff Sutherland. (2016). Scrum: el arte de hacer el doble de trabajo en la mitad del tiempo


A diferencia del Proceso Ágil, el tradicional “Modelo en Cascada”, es el enfoque metodológico que ordena rigurosamente las etapas del proceso para el desarrollo, de tal forma que el inicio de cada etapa debe esperar a la finalización de la etapa anterior, pudiendo enlentecer los procesos.

¿Qué características tienen en común Las Empresas Ágiles?

  1. Detectan y entienden rápidamente los cambios y tendencias de su entorno.

  2. Comprenden y se adelantan a las necesidades de su segmento o clientes.

  3. Disponen de una capacidad permanente de adaptación ante los cambios y necesidades de nuevos paradigmas.

  4. Muestran capacidad creativa para nuevos modelos de negocio.

  5. Buscan implementar un cambio en la mentalidad de sus colaboradores que va más allá de seguir una metodología. Pasa a ser una filosofía de trabajo.

  6. Mejoran habilidades de aprendizaje, en lugar de ser buenos para hacer algo particular, las empresas deben ser buenas para aprender a hacer cosas nuevas.

  7. Aprovechan su principal activo: las personas que trabajan para ellos.


Los beneficios de este enfoque se pueden medir y algunos de ellos son:

  • Ahorro de costos y tiempo.

  • Constante mejora y evolución de producto, sobre todo en sus etapas iniciales de desarrollo.

  • División del trabajo en pequeños proyectos: empoderamiento de los trabajadores de la compañía.

  • Flujo de ideas renovadoras: potencia la creatividad y los grandes aportes.

  • Mayor competitividad en el mercado.

  • Mejoramiento de la experiencia del cliente.



Tips concretos que te ayudarán a implementar esta metodología


Empodera a tu equipo: Las empresas exitosas piden cada vez más a los empleados que apliquen su propio juicio e impulsen activamente el éxito de su organización. Para hacer esto sin fragmentar la toma de decisiones es clave que el colaborador tenga la potestad de decidir los temas que le competen en su rutina diaria.


Fomenta equipos multifuncionales: Que puedan persiguen sus propias ideas (obteniendo un presupuesto para ello). Con más libertad viene más responsabilidad: Se alienta el fracaso, pero si sucede con demasiada frecuencia, las consecuencias siguen. Las empresas ágiles preguntan a sus empleados: Si usted fuera el propietario, ¿qué haría?


Haz que el cambio sea personal: Los modelos a seguir inspiradores encarnan ideas específicas de una manera significativa y visible, no dejes que ellas sean únicamente percibidas como un eslogan de marketing.


Ofrece una narrativa de cambio: Una narrativa bien adaptada de cómo la empresa planea cambiar su modelo ayuda a los empleados a comprender lo que se debe cambiar y apoya el proceso de transformación.


Optimiza el tiempo de trabajo: Eliminar reuniones, eventos y viajes innecesarios, permite a las personas centrarse en lo que realmente importa. Las reuniones con 20 personas no son eficientes y los empleados deberían viajar sólo cuando una videoconferencia o una llamada telefónica no es una opción.


Si quieres conocer las competencias concretas que están relacionadas a la digitalización en tu organización puedes entrar en el siguiente link, en el que podrás revisar un informe de nuestra solución Digital Readiness.


Encuentra más información de la prueba de SHL en el siguiente link https://www.shl.com/solutions/talent-management/review/digital-readiness/ Si quieres conocer aún más sobre este tema, no dudes en contactarnos a contacto@talentpro-latam.com